Consultas Médicas, Ginecología, Matronas, Medicina General, Nutrición, Psicología

Día Internacional de la Salud Menstrual: cinco claves para entender su relevancia desde un enfoque de Derechos Humanos

Este 28 de mayo se conmemora el Día Internacional de la Salud Menstrual y el Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres. Ambas fechas pueden ser recordadas en conjunto para visibilizar que las niñas, adolescentes, mujeres y personas con capacidad de menstruar deben tener acceso a una salud digna y segura que les permita vivir una vida plena.

Según el Fondo de Población de las Naciones Unidas (2024), “todas las personas tienen derecho a la autonomía corporal. La capacidad de cuidar del cuerpo mientras se menstrua es una parte esencial de esta libertad fundamental. Sin embargo, cientos de millones de personas carecen de acceso a productos menstruales y a instalaciones adecuadas para la salud menstrual”.

En el marco de esta fecha, desde APROFA, organización con casi 60 años de experiencia en la entrega de servicios y productos relacionados a la salud sexual y reproductiva a precio justo, dieron a conocer cinco claves para comprender la relevancia de la salud menstrual, desde un enfoque de Derechos Humanos.

  1. La Salud Menstrual está intrínsecamente relacionada con la dignidad humana, ya que esta garantiza una vida digna y plena.
  2. Promueve la autonomía de niñas, adolescentes, mujeres y personas con capacidad de menstruar sobre su propio cuerpo y salud corporal, psicológica y emocional.
  3. Menstruar en condiciones perjudiciales, afecta la calidad de vida y bienestar de la persona que menstrúa.
  4. Considerar la salud menstrual desde la perspectiva de derechos humanos nos permite comprender que el Estado debe garantizar las mejores condiciones materiales, sociales, culturales y políticas para la experiencia menstrual.
  5. Comprender la menstruación y ciclo menstrual como signo vital de salud nos permite visibilizar la importancia de estos como indicador del estado de bienestar, además de desnaturalizar estigmas, mitos y estereotipos asociados al ciclo menstrual.

“Desde APROFA creemos relevante destacar que la salud menstrual es un Derecho Humano y garantizarla está estrictamente relacionado con el avance de los derechos de las mujeres. Actualmente en Chile y en la región, los contextos adversos en materia de recursos, restricciones, privación de libertad, entre otros, se constituyen como elementos que precarizan la vivencia cíclica y menstrual”, agregaron.

A Continuación, la organización sin fines de lucro presenta un listado con los insumos de gestión menstrual disponibles en Chile y que se pueden utilizar para manejar o recoger la sangre menstrual. Tener toda la información disponible favorece la toma de decisiones.

  • Copa menstrual: Es un dispositivo flexible, que puede estar compuesto de silicona, látex o elastómero (de grado médico), en forma de campana. Este se inserta en la vagina para recolectar el flujo menstrual.
  • Toalla higiénica desechable o reutilizable: Se posicionan entre la vulva y la ropa interior. Existen 2 tipos, desechables y reutilizables. En las toallas desechables el material que predomina es el plástico y se fija con dos bandas que traen pegamento a la parte externa de la ropa interior. Respecto a las reutilizables, están hechas de fibras naturales, lavables y absorbentes, lo que permite su uso a lo largo de varias menstruaciones, reduciendo su impacto ambiental.
  • Calzón menstrual: Es una estructura absorbente con forma de calzón que se usa directamente sobre la vulva. Luego del uso pueden ser lavados y reutilizados, son hipoalergénicos en su mayoría.
  • Disco menstrual: Hecho de silicona hipoalergénica, es un cuerpo flexible que se inserta dentro de la vagina para contener el flujo. Tiene una forma ovalada que hace menos complicada para algunas personas su inserción, permitiendo también tener relaciones sexuales penetrativas sin fugas de sangre menstrual.
  • Tampón: Es una estructura absorbente con forma cilíndrica que se posiciona dentro de la vagina. Tiene un cordón que facilita su extracción y en alguno de ellos además cuentan con aplicador.
  • Sangrado libre: A través del autoconocimiento y con la práctica adecuada, se contraen a voluntad los músculos del piso pélvico, conteniendo así la sangre menstrual hasta llegar a un lugar donde pueda ser liberada y gestionada.

“Estos implementos, así como el acceso a agua, jabón e instalaciones para desechar los materiales utilizados, debe ser un derecho garantizado por el Estado para todas las niñas, adolescentes, mujeres y personas con capacidad de menstruar”, cerraron desde APROFA.

Relacionadas

Categorías:

Etiquetas:

Últimas Entradas

¿Qué estás buscando?

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors