Consultas Médicas, Ginecología, Matronas, Medicina General, Nutrición, Psicología

Cinco claves para comprender qué es el consentimiento

La palabra “consentimiento” conlleva un ejercicio de afirmación basado en la voluntad expresa y no coaccionada de las partes involucradas.

A pesar de su vital importancia, la divulgación de este concepto en nuestra sociedad es insuficiente. Una organización dedicada a la defensa de los derechos sexuales y reproductivos, destacó la urgencia de incluir el consentimiento como parte integral de una educación basada en los derechos humanos.

Desde Aprofa declararon que “la falta de la implementación de la Educación Sexual Integral en nuestro país da paso a que aspectos claves en la vida de las personas, no sean conocidos, aprendidos y analizados por los y las niñas, niños y jóvenes, invisibilizando temáticas fundamentales para reconocer y ejercer los Derechos Sexuales y Reproductivos”.

La organización advirtió que es fundamental hablar con niños, niñas y jóvenes sobre la importancia del consentimiento, ya que esta habilidad es esencial para prevenir situaciones de agresión, abuso o violación. Con el objetivo de comprender y difundir la relevancia del consentimiento proponen cinco claves:

1. Certidumbre en el sí: El consentimiento implica la certeza de que la otra persona está accediendo de manera explícita y decidida. Dudas, suposiciones, un “no sé” o silencio no constituyen un sí.

2. Influencia de sustancias: El consumo de alcohol u otras sustancias puede alterar percepciones y sentidos, dificultando determinar si existe verdadero consentimiento.

3. Relevancia en las relaciones: La duración de la relación, la confianza o la convivencia no son razones para suponer respuestas o exigir acciones. El consentimiento debe ser protagonista en todas las etapas de la relación.

4. Alerta ante coerción: La presión, chantaje emocional, insistencia o enojo por no ceder constituyen formas de coerción, siendo una violencia implícita que invalida el consentimiento.

5. Derecho a cambiar de opinión: Siempre se puede cambiar de opinión. Incluso si se ha iniciado alguna práctica, se tiene el derecho de no continuar, y esto debe ser respetado.

Es imperativo recordar que el consentimiento no se limita a los actos sexuales; es una práctica que permea nuestras interacciones diarias. Conocerse, comunicarse y respetarse son fundamentales para vivir una vida libre y segura.

   – Fuente de la noticia: El Mostrador Braga

Relacionadas

Categorías:

Etiquetas:

Últimas Entradas

¿Qué estás buscando?

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors