Consultas Médicas, Ginecología, Matronas, Medicina General, Nutrición, Psicología

Especial Día Mundial de Prevención del Cáncer de Cuello Uterino: ¿Por qué las personas no se hacen un chequeo anual en Salud Sexual? 

La salud sexual es un ámbito esencial para disfrutar de un bienestar físico, mental y social, durante todo el ciclo vital de las personas. En específico, se enfoca en el acceso a prestaciones de salud e información respecto a infecciones de transmisión sexual, anticonceptivos, disfrute de la sexualidad, planificación de embarazo, interrupción voluntaria de la gestación, lactancia, decisiones sobre el cuerpo, ciclo menstrual, salud de los genitales, prevención de enfermedades como cáncer de mama o cáncer de cuello uterino, entre otros. 

“A lo largo de la vida, las personas viven distintos procesos fisiológicos y emocionales que deben ser acompañados por un/a profesional que nos ayude a prevenir y resolver dudas respecto a la salud sexual y salud reproductiva”, indicó Joselyn Álvarez, Matrona Ecografista del Centro de Salud de APROFA ubicado en Concepción. 

En esta línea, desde APROFA, organización con casi 60 años de historia en atenciones de salud sexual y salud reproductiva, enfatizan en que las personas deben realizarse una evaluación en este ámbito desde la temprana edad. 

“Se recomiendan controles desde los nueve / diez años, tanto en personas con pene como con vagina, para así reconocer cambios desde la niñez a pubertad, adolescencia, adultez y adulto mayor”, agregó Álvarez. 

APROFA recomienda, dependiendo de las necesidades y del ciclo vital de cada persona, realizarse un control anual en salud sexual. Si bien las necesidades pueden cambiar entre mujeres, personas con vagina, hombres y personas con pene, “existen exámenes rutinarios que se deben llevar a cabo independiente de lo antes mencionado y que idealmente la totalidad de la población se los realice por lo menos una vez al año”, indicaron. 

Gracias a estos controles anuales, las personas podrán prevenir y detectar a tiempo diferentes patologías (y/o infecciones) que puedan conllevar un daño a la salud a través de la educación pertinente, con un enfoque preventivo. 

En esta línea, y con motivo del Día Mundial de la Prevención del Cáncer del Cuello Uterino, fecha que se conmemora cada 26 de marzo con el objetivo de generar conciencia sobre su prevención, APROFA invita a las personas a recordar la importancia de la pesquisa y el testeo temprano. 

“Son fundamentales para pronósticos alentadores y es de vital importancia que las personas dejen de ver el chequeo como un simple trámite que se posterga por años y lo asocien a un momento donde pueden recibir orientación, resolución de dudas y todo lo necesario para vivir plenamente la sexualidad y el bienestar”, indicó el equipo de salud de APROFA. 

Brecha de género

Según APROFA, los principales factores por los que las personas no llevan a cabo su evaluación en salud sexual, “principalmente se debe a problemáticas sociales como falta de tiempo, exceso de trabajo, dificultad o negativas al momento de solicitar permisos en sus trabajos”. 

Sin embargo, también aseveran que existe una brecha de género importante que limita el interés y tiempo en la realización de chequeos anuales. 

“Los hombres suelen dejar esta responsabilidad únicamente en las mujeres, por ende, suelen preocuparse menos de su salud sexual. Asimismo, las mujeres asumen mayoritariamente labores de cuidado, lo que no permite que tengan tiempo para asistir a controles de salud sexual. Ambas aristas deben ser abordadas desde la importancia de terminar con roles de género, para así erradicar esta brecha de género en la salud”, cerraron desde APROFA.

Cabe mencionar también que, por Decreto de fuerza de Ley, las trabajadoras pueden acceder, una vez al año, a medio día libre para realizar exámenes preventivos, como PAP y Mamografía.

– Fuente de la noticia: APROFA

Relacionadas

Categorías:

Etiquetas:

Últimas Entradas

¿Qué estás buscando?

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors